Crecen las automatriculaciones de coches eléctricos

Cuando hablamos de las matriculaciones de vehículos conviene señalar que existe una práctica habitual entre los concesionarios que puede distorsionar en cierta medida las cifras totales. Nos referimos a una de las fórmulas más utilizadas para aumentar el volumen de matriculaciones en vehículos. Se conoce como automatriculación. Se produce cuando la marca o concesionario matricula una serie de vehículos sin que haya un pedido previo de un cliente.

Esta práctica también se conoce como vehículos de “km 0”. Así, las automatriculaciones se producen habitualmente pero debemos saber que puede maquillar las cifras de matriculaciones reales. Y es que no todos acaban en manos de particulares, al menos de inmediato.

El 16% de los vehículos eléctricos se automatriculan

Si nos fijamos en los coches eléctricos, también ocurre. En este caso, la cuota de matriculaciones desde enero hasta julio representa el 16% sobre el total de ventas. Esto supone 1.152 unidades de un total de 7.371. Por marcas, Nissan es la que más automatriculaciones registra con 396 unidades. Le sigue Smart con 169 o Renault con 103. También lo hace Audi  con 79 unidades o BMW con 71, Hyundai con 70, Volkswagen con 65, Tesla y Citroën con 58 y finalmente Kia, con 26 vehículos automatriculados.

Así, puede parecer que las automatriculaciones pueden “engañar” las cifras inmediatas. Sin embargo, la finalidad es vender vehículos sin necesidad de que el cliente los tenga que pedir a fábrica, por lo que la venta finalmente se llevará a cabo, aunque sea unos meses más tarde.

De este manera, del total de matriculaciones de coches eléctricos en el periodo de enero a julio, solo el 29,6% han ido a parar a manos de clientes particulares. El resto de vehículos se ha dirigido hacia empresas, flotas y servicios de renting. Curiosamente, este último ha crecido exponencialmente en 2019, sobre todo entre particulares. Empresas como Swipcar es una de ellas y ofrecen una amplia oferta de modelos sostenibles en su catálogo.