Lo que debes saber de las Zonas de Bajas Emisiones de Barcelona

Barcelona es una de las ciudades más contaminantes del país. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud lleva dos décadas superando los niveles de contaminación recomendados. La Agencia de salud Pública de Barcelona anuncio que desde el 2010 un total de 3.749 personas han muerto a Barcelona a causa de la exposición continuada a partículas en suspensión de menos de 2,5 micras (PM2,5) en unos niveles superiores a los recomendados por la OMS. Se trata de unas 424 muertes evitables por año.

En este contexto el próximo 1 de enero se empezará a aplicar la normativa de las ZBE (Zonas de Bajas Emisiones). Precisamente hoy se ha sabido que el Ayuntamiento multará, a partir de abril, a aquellos que no cumplan con la normativa con 100 euros (en un principio se había hablado de 200 euros). ¿Pero q ué es exactamente las ZBE? ¿Quién puede circular en ella? ¿Cuáles son las excepciones? Te lo resumimos todo.

Mapa de la ZBE

El mapa de las Zonas de Bajas Emisiones es un área delimitada por las rondas principales de Barcelona: la Ronda de Dalt y la Ronda Litoral. Ambas rondas quedan incluídas en la zona, al igual que una parte de Esplugues de Llobregat, Cornellà y Sant Adrià de Besòs. Se trata de un área de 95 kilómetros cuadrados (equivalente a 20 veces la superficie de Madrid Central). Como las dos principales rondas están excluidas, los vehículos contaminantes, sin el distintivo de la DGT, sí que podrán circular. Esta área será efectiva de las 7 de la mañana a las 8 de la noche, pero solo de lunes a viernes.

Vehículos contaminantes y no contaminantes

Los vehículos afectados son todos aquellos considerados contaminantes por la DGT y que por tanto no llevan la etiqueta que les exonera. Hay cuatro distintivos que a estas alturas ya deben tener todos los vehículos:

  • La etiqueta B:
    • En turismos y furgonetas ligeras. Tanto si son de gasolina y matriculados a partir de enero del 2000, como si son de diésel y la matriculación es desde enero del 2006.
    • Los vehículos de más de 8 plazas y pesados, tanto de gasolina como de diésel, deberán estar matriculados a partir del 2005.
  • La etiqueta C:
    • Para turismos y furgonetas ligeras. Si son de gasolina, que la matrícula sea des de enero del 2006; si son de diésel, la matriculación constará del 2014.
    • En vehículos de más de 8 plazas y pesados, sea de gasolina o gasoil, que estén matriculados a partir de 2014.
  • La etiqueta ECO:
    • Vehículos híbridos enchufables con autonomía de menos de 40 km.
    • Los vehículos híbridos no enchufables.
    • Automóviles propulsados por gas natural.
    • Propulsados por gas natural o gas licuado por petróleo.
  • La etiqueta 0 emisiones:
    • Vehículo eléctrico de batería.
    • Para vehículo eléctrico de autonomía extendida.
    • En aquellos vehículos eléctricos híbridos enchufables con una autonomía mínima de 40 km o vehículos de pila de combustible.

La restricción también apunta a las furgonetas matriculadas antes del 1 de octubre de 1994 (previas a la entrada en vigor de la normativa Euro 1) y las motos y ciclomotores matriculados antes de enero del 2003 (anteriores a la normativa Euro 2). Hay una categoría de automóviles pero que aún disponen de una moratoria de un año para adaptarse a la nueva normativa. Se trata de camiones, furgonetas, autocares y autobuses.

Según el Ayuntamiento, se han repartido 1.515.698 etiquetas de categoría B, 980.000 de categoría C, 28.000 de categoría ECO y 7.253 de 0 emisiones. Pero hay 1.600.000 que no disponen de etiqueta y que por tanto serán considerados contaminantes.

Excepciones para los vehículos contaminantes

Hay una serie de excepciones que permiten la circulación de vehículos contaminantes. Son aquellos que estén dedicados al transporte de personas con movilidad reducida y los vehículos de servicios esenciales (médicos, bomberos, policía, etc.). Y en el caso de que no cumpla ninguno de estos requisitos, el conductor de un vehículo contaminante dispondrá de 10 días al año de autorización personal para circular durante el horario restringido. Eso sí estos días de exención deberán pedirse con un mínimo de 15 días de antelación.