Alemania subvencionará la compra de coches eléctricos de menos de 40.000 euros

Ante la grave situación de emergencia climática, el gobierno alemán implementará un paquete de medidas con un presupuesto de 54.000 millones de euros. Se trata de una apuesta contundente, aunque tardía, dada la influencia del país germano en la industria automovilística. Uno de sus puntos clave de este paquete será la ayuda a la compra de vehículos eléctricos de menos de 40.000 euros, aunque no entrará en vigor hasta 2023.

Subida de carburantes e impuestos

En este sentido, el montante de 54.000 millones de euros saldrá del aumento de impuestos en gasolina, matriculación o circulación de vehículos de combustión. De esta forma, se favorece el incremento en el precio y en el mantenimiento de estos vehículos respecto a los eléctricos.

Este plan ha sido bien acogido por los grandes fabricantes alemanes. El Grupo Volkswagen, por ejemplo, hacía tiempo que reclamaban una fuerte implicación de los gobiernos respecto a la transición energética y, sobretodo, hacia el vehículo eléctrico.

Ayudas solo para los VE de menos de 40.000€

Estas ayudas serán aplicables a todos los coches eléctricos nuevos con un precio inferior o igual a 40.000 euros. Aunque actualmente son pocos los modelos, en los próximos años habrá mucha más oferta en este rango de precio. Los modelos más deseados siguen siendo los Tesla o el reciente Porsche Taycan, y éstos quedan fuera de la ecuación. Sin embargo, podrán beneficiarse de igual manera con la subida de impuestos para los vehículos de combustión.

Además de las ayudas en la compra de los vehículos eléctricos, el paquete también contempla otras actuaciones, como el aumento de impuestos en los billetes de avión, la rebaja del precio del servicio público de transporte, o ayudas para la instalación de nuevos sistemas de aislante térmico.