Segunda carrera de la Formula-e, la tensión llega a Malasia

Se pongan como se pongan los más puristas seguidores del automovilismo deportivo, el sábado hubo emoción en las calles de Putrajaya. La Fórmula E volvió a generar expectación, con una segunda carrera histórica.

A pesar de que el catalán Oriol Servià consiguió mantenerse en primera posición al comienzo de la carrera, Sam Bird logró la victoria en el circuito malayo. El británico de Virgin Racing mostró una enorme habilidad para gestionar la energía de su monoplaza, entrando en boxes el último con apenas un 3% de carga.

formula-e-malasia

Seguido de Lucas di Grassi, el suizo Sébastien Buemi ocupó el tercer puesto. La ventaja de Bird sobre di Grassi llegó a ser de hasta cuatro segundos durante las últimas vueltas, en las que Bruno Senna sufrió un accidente cuando intentaba optar al podio.

Servià quedó séptimo por una avería en el cambio de su segundo coche, que le hizo perder lo que había aventajado antes de la parada. Jaime Alguersuari hizo una buena carrera, aunque terminó en novena posición.

formula-e-malasia-

Esta segunda cita de la Fórmula E ha estado cargada de adelantamientos y remontadas, gracias en parte a un trazado más revirado que el de Pekín. La organización ha hecho algunos cambios, buscando más emoción e impacto en la retransmisión. La siguiente carrera tendrá lugar en el continente sudamericano, concretamente en Punta del Este (Uruguay), el próximo 13 de diciembre.

Fuente: Formula-e

Te interesará también: