Proyecto Europeo busca incrementar autonomía del vehículo eléctrico

Los beneficios de los vehículos eléctricos son claros, reducir la contaminación en el aire y acústica, eliminar la dependencia energética de los combustibles fósiles o mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Sin embargo, muchas personas encuentran limitaciones al adoptar vehículos ecológicos. Una de ellas es la actual autonomía, que en un coche eléctrico de tamaño medio está entre 150 y 200 km.

A pesar de que la autonomía no es realmente una limitación, ya que una correcta planificación de la ruta forma parte de una movilidad sostenible, los usuarios demandan más autonomía para terminar de acoger esta nueva tecnología.

09-09-15 UVa

Conscientes de esta necesidad, existe un proyecto del VII Programa Marco de la Comisión Europea que tiene como finalidad aumentar la autonomía de los vehículos híbridos y eléctricos. En este proyecto es notable la participación del Laboratorio de Materiales Celulares (CellMat) de la Universidad de Valladolid (UVa), que también forma parte del Grupo de Investigación Reconocido (GIR) de Física y Química de los Sólidos.

El proyecto lleva como nombre Evolution, y está formado por 24 entidades de toda Europa. Además de CellMat, también participan dos entidades vallisoletanas, la Fundación Cidaut y la empresa ABN Pipe Systems.

La idea de Evolution es crear un coche significativamente más ligero. Para lograrlo se rediseñará pieza por pieza, utilizando nuevos materiales que mantengan las propiedades de resistencia y seguridad demandados en los vehículos. Un ejemplo es la utilización de bases de polipropileno, pues al ser porosos pesan menos y son capaces de aportar rigidez en ciertas estructuras. Otros materiales utilizados serían aleaciones de aluminio.

Para los participantes del proyecto es todo un reto lograr reducir el peso del vehículo, pues cada material nuevo que se utilice deberá cumplir todas las normativas europeas, ya que solo así podrán formar parte de la nueva generación de vehículos híbrido y eléctricos.

Fuente: Noticias de la ciencia

Te interesará también: