Probamos el Zoe R240

Hace algunos meses probábamos el Renault Zoe, obteniendo muy buenos resultados. Ahora, y de nuevo gracias a Renault Retail Group Esplugues, nos ponemos al volante del nuevo Zoe R240, que incorpora un propulsor más eficiente que el anterior. Una mera actualización que pasa totalmente desapercibida, salvo cuando apuras la batería y descubres que has llegado más lejos.

Renault_ZOE4

Esta ganancia en rendimiento no afecta a las prestaciones, que se mantienen intactas, pero sí repercute directamente en la autonomía. El nuevo motor R240 está fabricado por Renault, al haber comprado las patentes del que suministraba la firma Continental. La marca del rombo no sólo ha logrado que sea un 10% más compacto, ahorrando espacio bajo el capó, sino que además ha reducido significativamente su consumo.

motorR240

En la práctica, estos pequeños ajustes permiten bajar la media de consumo del Zoe a unos muy respetables 13 kWh cada 100 km, rodando -en modo ECO- por carreteras de doble sentido a ritmo legal, con la calefacción encendida. El utilitario eléctrico de Renault también se comporta estupendamente cuando se le pide la máxima aceleración y velocidad.

El nuevo grupo propulsor debe su nombre a la cifra de autonomía homologada en ciclo NEDC, nada menos que 240 km frente a los 210 de la versión anterior. En gran medida, este incremento del 14% se debe a un motor más eficiente, pero también a una gestión electrónica de la batería que ha sido reprogramada. Antes, el sistema sólo permitía utilizar 22 kWh de energía, mientras que el nuevo Zoe equipado con el motor R240 exprime la capacidad útil hasta 23,3 kWh.

motorR240b

Este incremento de 1,3 kWh en la capacidad neta, sumado al mejor rendimiento del motor, permite fácilmente -siendo suaves con el acelerador- cubrir desplazamientos de hasta 170 km. En verano, evitando abusar del aire acondicionado, posiblemente se acerque a 190 km reales. Nuestra prueba consistió en viajar de Barcelona a Reus por carretera nacional (130 km) con algunos tramos de autovía, llegando a destino con un 38% de carga.

El único ‘pero’ del nuevo R240 es que Renault ha decidido capar la potencia del cargador Camaleon integrado a 22 kW, de modo que aún disponiendo de 43 kW en una toma trifásica, nos tendremos que conformar con una carga no tan rápida como en la anterior versión. Entendemos que la idea es no castigar en exceso la batería y con ello incrementar su vida útil. De todos modos, en la práctica, aunque estemos hablando de la mitad de potencia, son unos 20 minutos de diferencia.

43kwcharge

Te interesará también: