MINI eléctrico… ¿para siempre?

La irrupción del Mini eléctrico, el Mini Cooper SE, es un hito en la historia de la marca. Es tal la expectativa, que más de 40.000 personas se han registrado ya para poder ser de los primeros en probar un coche eléctrico como éste. Sin duda, hace plantear a la compañía centrar su futuro únicamente en la movilidad eléctrica.

mini cooper se

 

El Mini eléctrico para siempre

Puede parecer evidente que un día todas las marcas deberán hacer el cambio hacia lo eléctrico, sin embargo pocas son las que dedican su producción en exclusiva a los vehículos eléctricos. Y menos habitual aún es ver a marcas ligadas al mundo de los coches de combustión hacer el cambio definitivo a lo eléctrico. Pero el cambio está cerca.

Mini, según sus directivos, está tan entusiasmados con las reservas de su modelo eléctrico, que ya se plantean calcar la estrategia de Smart. Así centrarán su producción en lo eléctrico, abandonando definitivamente los coches de combustión.

La noticia generó gran interés en la industria y debe aún prosperar. Las fechas de tal estrategia parecen aún excesivamente lejanas cómo para celebrarlo demasiado.

Smart apuntó a 2020 como la fecha para iniciar la electrificación. Una fecha difícil de imaginar, pero más ilusionante que el 2025 que marcó Mini. A pesar de ello, cabe apuntar que se trató solamente de una estimación inicial.

Parece complicado que las marcas esperen tanto para a iniciar la conversión. Sobre todo si tenemos en cuenta que en 2025 algunos países ya no permitirán la venta de vehículos contaminantes.

Lo cierto es que Smart tiene su proceso mucho más avanzado. Ellos cuentan con una importante flota de vehículos eléctricos y, en cambio, el Mini Cooper SE será el primer modelo 100% eléctrico.

A día de hoy, la única incursión en el mundo de la movilidad sostenible que la firma británica había hecho era el Mini Countryman híbrido enchufable. Sea como fuere, esperaremos a poder disfrutar en breve del pequeño de la familia.