Madrid Central logra descongestionar el centro en su primer fin de semana

Tras los primeros tres días de la activación de Madrid Central, el Ayuntamiento de Madrid considera un éxito su aplicación. Una medida que en su primer día ya registró una reducción del tráfico en la zona del 45% y un aumento considerable del uso del transporte público.

La capital de España pisa fuerte con las medidas anti contaminación. No solo ha endurecido las acciones a aplicar cuando se active el protocolo sino que ha aumentado la superficie sobre las que éstas actuarían. En el caso de Madrid Central se trata de más de cuatro hectáreas que servirán como pulmón para la ciudad, reduciendo las emisiones contaminantes en un 40%.

Madrid Central entraba en vigor el pasado viernes 30 de noviembre después de un mes de pruebas y puesta a punto. Se trata de una zona de bajas emisiones en el corazón de Madrid que dará prioridad al peatón, las bicicletas y el transporte público.

472 hectáreas de Madrid Central

El espacio que engloba Madrid Central incluye las áreas de prioridad residencial anteriores a la entrada en vigor, aunque se han incluido también los barrios de Justicia y Universidad. En total 472 héctareas de terreno.

Esta medida forma parte del Plan A en defensa de la calidad del aire del Ayuntamiento de la capital.

Madrid Central está delimitada por la circunvalación de rondas, bulevares y el eje Prado-Recoletos. En concreto, el perímetro lo forman las calles Alberto Aguilera, glorieta de Ruiz Jiménez, Carranza, Sagasta, glorieta de Bilbao, Génova, plaza de Colón, Paseo de Recoletos, plaza de Cibeles, Paseo del Prado, plaza de Cánovas del Castillo, glorieta de Carlos V, Ronda de Atocha, Ronda de Valencia, glorieta de Embajadores, Ronda de Toledo, glorieta de la Puerta de Toledo, Ronda de Segovia, Cuesta de la Vega, Mayor, Bailén, plaza de España, Princesa y Serrano Jover.

Los vehículos cero emisiones y ECO podrán acceder a Madrid Central

Como toda restricción, Madrid Central contempla también determinadas excepciones. Por ejemplo, podrán circular y estacionar aquellos ciudadanos residentes en este zona. Aunque eso sí, deberán pedir una autorización al consistorio facilitando sus datos y los de sus vehículos. De igual modo, deberán hacerlo las personas de movilidad reducida que quieran acceder.

Otros sujetos de excepción van a ser los servicios de emergencia que, lógicamente, podrán entrar en la zona siempre que sea necesario.

El caso de los transportistas es también uno de ellos. Aquellos que pretendan entrar tendrán no solo un horario concreto en que hacerlo sino que deberán pedir una autorización concreta. Actualmente la petición de autorización se puede hacer de forma presencial y apartir de enero se podrán hacer de manera telemática.

En cuanto al vehículo privado, las restricciones varían según su grado de emisiones de CO2. En este sentido, será muy necesaria la etiqueta ambiental de la DGT.

Aquellos vehículos con etiqueta de Cero Emisiones o ECO podrán circular y estacionar en la zona. Sin embargo, aquellos etiquetados como B y C, no. Éstos podrán acceder únicamente por los viales de entrada y solo para acceder y estacionar en los aparcamientos públicos y privados situados dentro de la zona de Madrid Central.

En este sentido, aún habrá cierto tiempo para acostumbrarse a esta nueva medida. Hasta enero se inicia una campaña manual que será llevada a cabo por los agentes de movilidad. Una vez transcurrido este tiempo, se procederá al envío de multas simuladas al domicilio del infractor en el que se le informará del importe de la multa pero no se le ejecutará la retirada del montante.

A partir de marzo de 2019, la entrada en vigor y ejecución de Madrid Central será completa.

Los servicios de car sharing serán una buena opción

Los servicios de movilidad compartida verán incrementada su actividad tras la activación de Madrid Central ya que supondrán una buena opción de transporte para desplazarse por la zona. Hay que tener en cuenta que los vehículos utilizados en este tipo de servicios son eléctricos puros y por tanto cuentan con etiqueta Cero Emisiones.

Madrid tiene con una amplia lista de opciones en este sentido. Empresas como Car2Go, Emov, Zity o Wible o la muy reciente Pick&Drive.

Las restricciones de Madrid Central van a cambiar la forma de desplazarnos por la ciudad, y aunque las sanciones no llegarán hasta marzo de 2019, todos debemos recurrir a las opciones disponibles de transporte sostenible en la capital que cada vez con más.