Nuevas medidas para coches eléctricos en las ciudades del Reino Unido

Reino Unido se está volcando totalmente en su campaña para fomentar el uso de vehículos ecológicos. La última noticia es el permiso de circulación por el carril bus para los conductores de coches eléctricos. La iniciativa forma parte de una estrategia que busca evitar la congestión de las ciudades.

Además de la utilización del carril bus, desde la administración han decidido seguir el ejemplo de Noruega y anunciar más beneficios para los conductores de vehículos ecológicos.  Actualmente, en Noruega uno de cada cinco vehículos que se vende es eléctrico. 

2

Hasta ahora, las medidas que se han anunciado desde el Departamento de Transporte, es que los conductores de Hackney podrán recargar sus vehículos en las farolas de calle. En el caso de los conductores de la ciudad de York, podrán recargar las baterías de sus coches eléctricos en un parque de energía solar. Y por otro lado, en las ciudades de Bristol y Milton Keynes, los coches eléctricos podrán aparcarse de forma gratuita en cualquier zona de pago.

Para Reino Unido los coches eléctricos son la clave para reducir altos niveles de contaminación que existe en la ciudad. Junto con el anuncio de este lunes, donde se presentó los nuevos planes de inversión de más de 53 millones de euros en vehículos eléctricos, se espera que las nuevas iniciativas animen a la adquisición de coches eléctricos.

1

De todas la ciudades que se beneficiarán de la inversión, Londres es la ciudad que obtiene la mayor parte de financiación, aproximadamente 17 millones de euros.

El Secretario de Transporte, Patrick McLoughlin, dijo: “Quiero ver miles de vehículos ecológicos en nuestras carreteras y me siento orgulloso de apoyar a esta iniciativa con 40 millones de libras, esperamos que esto ayude a Reino Unido y nos convierta en pioneros internacionales en tecnología de cero emisiones.”

Desde el gobierno se comprometen a continuar con las ayudas para adquirir un coche eléctrico, pero estas disminuirán a partir abril. Bajando desde el máximo de 6.500 euros que se ofrecen actualmente, a entre 3.000 y  6.000 euros, y siempre dependiendo de qué modelo se elija.

Fuente: The Guardian

Te interesará también: