Loryc Electric Speedster, lo clásico es también eléctrico

Dicen que el futuro va reñido con el pasado, aunque a veces esa afirmación puede quedar en entredicho. Un ejemplo de ello es Loryc, un fabricante artesanal de vehículos eléctricos con claro regusto clásico.

loryc-electric

Loryc nació en 1920 en Mallorca, tiempo en el que gozó de una gran popularidad gracias a su conducción rápida, ágil y directa. Por desgracia, la producción en serie mató a esta empresa artesanal, la cual, gracias a la compra de uno de los pocos ejemplares que quedaban, fue rescatada en 2013 convirtiéndose en un modelo eléctrico con carrocería de los años 20.

Clásico y deportivo quizá sean los dos mejores calificativos para este Loryc Electric Speedster, una artesanía sobre ruedas que, gracias a la propulsión eléctrica, es capaz de resucitar la gloria de aquel modelo que asombró en aquellos años en blanco y negro. Sin ESP, ni ABS, ni ASR, el modelo busca revivir aquellas sensaciones puras, aunque esta vez sin el latido del motor de combustión.

loryc-electric-1

Sin duda, cada Loryc Electric Speedster es único y requiere nada menos que un mínimo de 1.200 horas de trabajo para que todo quede en orden. El aluminio es su seña de identificación para la chapa y la estructura, y Borrani para sus ruedas de radios. La suspensión, de producción propia, es ajustable según la preferencia del cliente, mientras que en el interior todos los indicadores son analógicos.

Con un peso total de solo 800 kilos y un par motor de 120 Nm, el Loryc Electric Speedster es un auténtico peso ligero. Su batería tiene una capacidad de 30 kWh, lo que le otorga una autonomía de 264 kilómetros, unos 200 km en condiciones normales.

loryc-electric-2

El Loryc Electric Speedster es sin duda un modelo único y exclusivo que se fabrica en Mallorca. No obstante, todo esto tiene un precio y se coloca en 150.000 euros. Si os interesa o queréis más información sobre él, os podéis poner en contacto con nosotros a través del correo ricard@electromaps.com.

Te interesará también: