La formación de los mecánicos clave en el desarrollo del coche eléctrico

Como toda nueva tecnología, el motor eléctrico requiere de una formación específica. Así el mantenimiento de un coche cero emisiones nada tiene que ver con la de uno de combustión. Por eso, las marcas están haciendo grandes esfuerzos por reciclar a sus mecánicos para dar servicio al creciente número de vehículos eléctricos que saldrá al mercado en los próximos años. Skoda o Audi son algunos de ellos.

Audi, prepara a sus mecánicos con realidad virtual

Audi es una de las primeras marcas en ponerse manos a la obra con sus mecánicos. Su buque insignia eléctrico, el Audi e-Tron, ya está en la calle. Por ello, necesita tener el respaldo de unos profesionales cualificados que puedan entenderlo. La marca alemana está echando mano de la última tecnología y poniendo al servicio de los formadores realidad virtual y realidad aumentada. Audi enseñará a los mecánicos cómo trabajar con la sofisticada tecnología de las baterías de los vehículos eléctricos. En boca de Markus Siebrecht, Director de Postventa de Audi “la transformación hacia la digitalización y la movilidad eléctrica requiere nuevos medios y cualificaciones”.

Entre la formación indispensable para poder hacer frente a la posible reparación de un vehículo eléctrico está obtener conocimientos técnicos en tecnología de alto voltaje, electricidad e ingeniería eléctrica.

Audi pretende dotar a la formación de un enfoque multiusuario. Así, los profesores y los estudiantes se reúnan en un espacio virtual, incluso  aunque se encuentran en ubicaciones diferentes. La realidad aumentada, la fusión de los mundos real y virtual, también está en preparación. Actualmente, Audi está desarrollando una aplicación para expertos en carrocerías que les permite experimentar con el Audi e-tron como un modelo 3D en tamaño real a través de una tablet, por ejemplo. Las animaciones muestran a los técnicos de servicio los pasos para realizar reparaciones individuales al detalle.

Además, todo el contenido de formación de Audi está disponible en una base de datos en la nube, a la que se puede acceder de forma flexible según sea necesario.

Skoda también prepara a sus mecánicos para la llegada del Superb iV

Lo mismo lleva haciendo Skoda desde 2016. Momento en el cual comenzó a dar formación específica a sus empleados sobre movilidad eléctrica. En este sentido, desde esa fecha más de 12.000 empleados de ŠKODA ya han completado con éxito estos cursos especiales.

Formación en tres niveles

Por su parte, ŠKODA AUTO plantea su programa de calificación en tres niveles. El primero, que tiene lugar exclusivamente en el aula. Éste se adapta a los empleados que tratarán con los componentes de alto voltaje en los departamentos de logística o producción.

Un segundo nivel más complejo, se dirige a grupos específicos de especialistas, como chapistas o pintores. Empleados que podrían trabajar con un coche eléctrico pero sin tocar sus elementos clave.

La especialización llega en el tercer nivel de formación. Ésta tiene lugar en el laboratorio de electromovilidad. Consiste en numerosas sesiones prácticas sobre un vehículo eléctrico real. Este nivel es el más especializado. El contenido de este curso incluye la identificación y reparación de defectos en el juego de cables del coche eléctrico, así como en sus componentes de alto voltaje.

El próximo otoño, ŠKODA AUTO iniciará la producción en serie de los componentes para los vehículos eléctricos del Grupo Volkswagen en su planta principal en Mladá Boleslav. Concretamente, las baterías de alto voltaje fabricadas en Mladá Boleslav serán utilizadas en híbridos enchufables de la marca.