La fabricación del Saab 9-3 eléctrico vuelve a interrumpirse por falta de liquidez

En abril de este mismo año, nos hacíamos eco de que NEVS, la nueva propietaria de Saab, reiniciaba la producción de su fábrica en Trollhättan, Suecia, y empezaba la fabricación de su sedan eléctrico, el Saab 9-3.

saab-suecia

Pues cuando parecía que el culebrón entorno a Saab, iba a tener un final feliz, vuelven a llegar malas noticias a partir de una nota de prensa publicada por NEVS. Según NEVS, debido a problemas financieros, se ven obligados a reducir personal y parar la producción de su fábrica en Suecia.

Al parecer, el problema viene dado, por el retraso de inyección de capital prometido por Qingbo Investment Co, quien controla un 22% del accionariado. Este retraso mantendrá la planta de Trollhättan parada durante al menos cuatro semanas siempre que Qingbo cumpla lo prometido.

Por otro lado, NEVS estaría negociando con otros fabricantes de automóviles para paliar este retraso y desarrollar conjuntamente una nueva plataforma para sus nuevos modelos.

saab-9-3-aero

Esperemos, que finalmente consigan la financiación necesaria, para sacar al mercado un coche eléctrico, que se plantaba como una opción muy interesante.

Fuente: AutoblogGreen

Te interesará también: