El nuevo BMW 330e llega hasta los 60 km de autonomía eléctrica

Hace unos días se presentó una nueva generación del BMW Serie 3 y con ella una renovada gama de motores, entre la que destaca la variante híbrida enchufable 330e, que ofrece una autonomía eléctrica de hasta 60 kilómetros en ciclo WLTP y unas emisiones de CO2 reducidas en más de un 10%. El lanzamiento al mercado de este modelo se producirá en verano de 2019.

El primer XtraBoost integrado de serie en un modelo BMW permite un incremento temporal de potencia de hasta 30 kW/41 CV, adicionales a los 185 kW/252 CV que rinde el sistema de propulsión. Además de la espontaneidad de la respuesta, también se ha aumentado la autonomía eléctrica del nuevo BMW 330e Berlina en un 50 por ciento, comparado con el modelo predecesor. Las cifras de consumo de combustible y emisiones también han sido reducidas hasta llegar a una cifra de 1,7 litros cada 100 kilómetros y 39 gramos de CO2 por kilómetro.

El sistema híbrido enchufable se compone de un motor de gasolina de 2.0 litros y 4 cilindros turbo y una potencia de 135 kW/184CV, junto a un motor eléctrico que genera una potencia continua de 50 kW/68 CV y un pico de potencia de 83 kW/113CV. En conjunto, las dos unidades de propulsión son capaces de desarrollar una potencia de 185 kW/252 CV, con un par máximo de 420 Nm. Como resultado, el nuevo BMW 330e Berlina acelera de 0 a 100 km/h en 6,0 segundos y presenta una velocidad máxima de 230 km/h. Cuando circula en el modo HYBRID, el nuevo BMW 330e Berlina es capaz de alcanzar una velocidad de hasta 110 km/h sólo con el motor eléctrico. En modo ELECTRIC, se puede circular a velocidades de hasta 140 km/h.

La generación de energía alcanza un elevado nivel de eficiencia a través de la recuperación de energía de frenada, con el motor eléctrico adoptando la función de un generador. La energía eléctrica suministrada a la batería de alto voltaje de esta forma, o a través de una conexión con la red eléctrica, también sirve para alimentar el sistema eléctrico del vehículo. Gracias a ello, no es necesario el empleo de un generador alimentado por el motor de combustión, lo que incrementa la eficiencia del sistema en conjunto.

Con un contenido bruto de energía de 12 kWh, la batería de alto voltaje de ion-litio del nuevo BMW 330e Berlina está situada bajo los asientos traseros, mientras que el depósito de combustible está ubicado encima del eje trasero. Esto significa que el espacio para el equipaje solo se reduce ligeramente en el modelo híbrido enchufable.