Fisker Revero, nunca digas no a las segundas partes

En 2011 empezó un nuevo viaje llamado Fisker Karma, una berlina híbrida enchufable y muy deportiva que no dejó indiferente a nadie pero que pecó de un proyecto poco solvente. El fabricante ya empezó el trayecto con serias dudas financieras, las cuales retrasaron la aparición del modelo, y las mismas que terminaron con él. Además, el Karma no gozó de muy buena reputación mecánica ya que varias unidades terminaron envueltas en llamas.

No obstante, Fisker quiere jugar una segunda parte, la cual llega con ayuda de China, para poder optar otra vez al podio de los coches de movilidad alternativa. Así es como nace el Fisker Revero, el nuevo intento del fabricante que llega con el mismo diseño espectacular del Karma pero con algunos e interesantes cambios en su mecánica e interior.

karma-revero

Como decíamos, estéticamente no hay muchos cambios respecto al Karma, pero sí que hay uno que se ve a simple vista, y no es otro que la introducción de unos paneles solares en el techo que pueden proporcionar un máximo de 2,5 kilómetros de autonomía eléctrica diaria. Este elemento es la primera vez que se instala en un vehículo de producción con el fin de recargar las baterías del vehículo.

En el interior sí que hay un gran paso al frente respecto al Karma gracias a la llegada de un nuevo sistema de información y entretenimiento compatible con Android Auto y Apple CarPlay a través de una nueva pantalla táctil de alta definición y conexión 4G.

karma-revero-1

Mecánicamente, el Fisker Revero se presenta con un sistema de propulsión híbrido compuesto por un motor de combustión de cuatro cilindros turbo de origen General Motors, y dos motores eléctricos. Sus baterías aumentan su capacidad hasta los 21,4 kWh, lo que le proporciona una autonomía completamente eléctrica de 80 kilómetros.

El Revero ya se encuentra a la venta en Estados Unidos, país donde se produce, por un precio de partida de 130.000 dólares (unos 115.000 euros), 27.000 dólares más caro de lo que costaba el Karma. Veremos cómo funciona esta segunda parte.

Fuente: Autoblog

Te interesará también: