BMW 530e iperformance, desde 60.500 euros

La familia de híbridos enchufables de BMW sigue creciendo y lo hace con el nuevo 530e iPerformance, el Serie 5 más sostenible que parte de 60.500 euros en el mercado español.

bmw-530e-iperformance

Con un consumo homologado de 1,9l/100 km y unas emisiones combinadas de 44 g/km de CO2, el BMW Serie 5 530e iPerformance es capaz de recorrer hasta 50 kilómetros en modo completamente eléctrico.

El nuevo BMW 530e iPerformance dispone de los modos de conducción tradicionalesde la firma alemana, pero además dispone de otros específicos como AUTO eDRIVE, MAX eDRIVE y BATTERY CONTROL.

bmw-530e-iperformance-3

El primero se consigue una combinación óptima del motor de combustión y eléctrico y se puede circular con el propulsor más eficiente a una velocidad máxima de hasta 90 km/h. Se trata del modo de conducción que arranca por defecto cada vez que se pone en marcha el vehículo. El segundo circula en modo puramente eléctrico y se puede llegar a alcanzar una velocidad máxima de 140 km/h. Sin embargo, en situaciones excepcionales, con máxima carga sobre el pedal del acelerador (kick-down), el motor de combustión asiste al eléctrico. Finalmente, el BATTERY CONTROL permite al conductor ajustar manualmente el nivel de carga de la batería que quiere reservar para una conducción puramente eléctrica (entre 30% y 100%).

bmw-530e-iperformance-2

La tracción es trasera y el vehículo está impulsado por un motor de combustión de 2.0 litros BMW Turbo que desarrolla 184 CV y un par máximo de 290 Nm. A este propulsor se le une un motor eléctrico con una potencia máxima de 95 CV y un par máximo de 250 Nm. En conjunto, consigue 252 CV y 420 Nm con los que logra una aceleración de 0-100 km/h en tan sólo 6,2 segundos y una velocidad máxima de 235 km/h. La transmisión es automática de 8 velocidades.

bmw-530e-iperformance-1

La batería de ion de litio tiene una capacidad de 9,2 kWh y ha sido colocada debajo del asiento trasero. Este BMW 530e iPerformance se puede cargar con un enchufe convencional en menos de cinco horas o en una BMW i Wallbox (3,7 kW de capacidad de recarga) en menos de tres horas.

Fuente: BMW

Te interesará también: