Fallo en el Jaguar I-Pace: sus frenos le llevan al taller

Un fallo del Jaguar I-Pace en sus frenos ha obligado al fabricante a hacer un llamamiento masivo a los compradores de su coche eléctrico para que pasen cuanto antes por el taller, y revisar sus vehículos.

El Jaguar I-Pace, primer coche eléctrico SUV de la compañía del felino y ganador de numerosos premios, entre ellos el de mejor coche del mundo, parece tener problemas con el sistema de frenado regenerativo.

jaguar I-Pace

Tal es así, que Jaguar ya se ha puesto en contacto con los propietarios de los modelos afectados para que pasen por el servicio técnico y revisen su coche eléctrico.

El fallo del Jaguar I-Pace, que afecta (o puede afectar) a los modelos construidos tanto en 2018 como en 2019, podría augmentar peligrosamente la distancia de frenado, con lo cual es importante revisar los modelos y evitar así situaciones desagradables.

Revisión preventiva para el fallo del Jaguar I-Pace

A presar de todo, Jaguar ha llamado a la calma a sus clientes. Se trata de un fallo que tiene una fácil solución a través del propio software del coche, ya que sólo afecta en el cambio de frenado regenerativo a frenado por fricción convencional.

Aún así, más vale actuar con celeridad y solucionar el problema en la mayor brevedad posible.

Un coche con un historial cargado de premios

El fallo del Jaguar I-Pace no debe, eso sí, empeñar el victorioso camino que el SUV ha enlazado desde su lanzamiento.

Se ha convertido en uno de los mejores coches eléctricos del mundo, y lo ha hecho con un precio que, si bien es obvio que no está al alcance de todos, no se descalabra en exceso, dada la media de la marca.

Podrás comprar un Jaguar eléctrico desde 80.400 euros en su versión más básica, yéndose a por encima de los 96.000 en su versión más equipada, el Jaguar I-Pace HSE