Peugeot trabaja en una gama deportiva y eléctrica

En silencio, sin prisa, pero sin pausa, diseñadores e ingenieros de Peugeot Sport trabajan en aerodinámica, motores, componentes mecánicos y prestaciones para dar forma a una revolucionaria gama de vehículos deportivos propulsados con tecnología eléctrica. Disponibles a partir de 2020, tendrán como rasgos comunes las altas prestaciones y el placer de conducir, combinados con bajas o nulas emisiones de CO2.

Esta nueva generación de automóviles encarna la apuesta de la marca por una movilidad sostenible, sin perder de vista el comportamiento en carretera y una conducción con sensaciones, aprovechando las posibilidades que brindan las cadenas de tracción híbridas y eléctricas.

El concept-car 508 Engineered by Peugeot Sport es un anticipo de lo que serán estos superdeportivos con la firma del León. Presentado en el pasado Salón de Ginebra, llamó la atención tanto por su diseño como por sus sorprendentes prestaciones. La actuación combinada de su motor gasolina PureTech 200 y sus dos mecánicas eléctricas, situadas, respectivamente, en el eje delantero y trasero, logran una potencia total de 400 CV, con 4 ruedas motrices. Sus espectaculares aceleraciones de 0 a 100 Km/h en sólo 4,3 segundos se consiguen gracias a un par máximo de 500 Nm. Un mar de adrenalina que sólo emite 49 g/Km de CO2.

Este bólido sigue la estela de concept-cars que exploraron la vía de la tecnología híbrida, como el eficiente Peugeot 208 Hybrid FE de 2013 o el ultradeportivo Peugeot 308 R Hybrid Concept de 2015.

La futura gama desarrollada por Peugeot Sport llevará al máximo nivel las prestaciones y el confort de los modelos electrificados de la marca.