Opel GT X Experimental, anticipando el futuro de la firma alemana

El Opel GT X Experimental es un prototipo de SUV compacto totalmente eléctrico, de 4,06 metros y 5 puertas, con una línea coupé y repleto de ideas innovadoras que deja entrever cuál será el futuro de los modelos Opel.

Se ha fabricado con una arquitectura ligera, tiene un formato compacto y rueda sobre llantas de 17 pulgadas que visualmente parecen mucho mayores y, al mismo tiempo, ofrecen mayor comodidad de la conducción y refuerzan su aspecto sorprendente. Haciendo honor a la promesa del plan PACE! de ofrecer una versión electrificada de cada modelo Opel a partir de 2024, el GT X Experimental es un coche completamente eléctrico impulsado por una batería compacta de ión-litio de 50 kWh de última generación con carga inductiva. Además, no está concebido para ofrecer conducción completamente autónoma. No obstante, tiene funciones de conducción autónoma de nivel 3, lo que significa que puede gestionar todos los aspectos de la conducción, pero el conductor tiene que responder a las solicitudes de intervención.

La carrocería del Opel GT X Experimental muestra proporciones atrevidas combinadas con la pura fluidez de unas superficies estructuradas. Su rotunda silueta está acentuada por la intrépida identidad gráfica que separa las zonas superior e inferior. La sección inferior está pintada de un luminoso gris claro, y toda la parte superior, incluido el capó, las ventanas y el techo, es de color azul noche, casi negro. Entre ellas se ha incluido un marcado acento distintivo amarillo de Opel que fluye a través del coche para acentuar su estructura y dinamismo. El GT X Experimental recibe a los pasajeros con un acceso espacioso sin obstáculos gracias a las puertas traseras de apertura hacia atrás y a las cuatro puertas que se abren en un ángulo de 90 grados para reforzar el carácter accesible del concepto. El parabrisas/techo panorámico curvado llega hasta detrás de los asientos posteriores, resaltando la luz del SUV y la sensación de amplitud.

El espacioso interior del Opel GT X Experimental se basa en los mismos principios y opciones de simplificación visual y digital. La característica destacada del interior es el salpicadero alojado en un módulo que imita al Opel Vizor: el «Pure Panel» de Opel. Una amplia pantalla única recibe a los conductores y muestra que la profusión de pantallas, botones y controles que se ven con frecuencia en los vehículos producidos actualmente puede resultar obsoleta.

El nombre del GT X Experimental recuerda al del coche de concepto pionero, el Experimental GT de 1965: un coupé accesible que era también el primer coche de concepto producido por un fabricante de coches en Europa. La X añadida subraya el plan de Opel de seguir desarrollando su presencia en el mercado de SUV: el 40% de todos los coches Opel vendidos en 2021 serán SUV.

Te interesará también: