A mediados de 2019 llegará el nuevo Mercedes-Benz EQC

Mercedes-Benz ha presentado su apuesta por la movilidad eléctrica, el nuevo Mercedes-Benz EQC que Llegará a la calle a partir de mediados de 2019. el EQC es el símbolo del comienzo de una nueva era de la movilidad en la marca Daimler.

Su diseño claro, exento de transiciones, y los contrastes cromáticos típicos de la marca lo sitúan como precursor de un canon estético vanguardista para vehículos eléctricos. Al mismo tiempo, ostenta los rasgos estéticos del lujo avanzado. A esto se suma el dinamismo de conducción, debido al uso de dos motores eléctricos —uno en el eje delantero y otro en el trasero— con una potencia total de 300 kW de potencia. Gracias a una sofisticada estrategia de operación es posible alcanzar una autonomía eléctrica de más que 450 km según el ciclo NEDC. 

El Mercedes-Benz EQC es el primer modelo Mercedes-Benz de la nueva marca de productos y tecnología EQ, y combina numerosos detalles avanzados de diseño con los contrastes cromáticos típicos de la marca. Sus poderosas proporciones sitúan al EQC en el segmento de los SUV atípicos. La línea estilizada del techo, el contorno de las ventanillas con línea de cintura baja y el descenso del perfil del techo en la zaga, como rasgo típico de los coupés, posicionan al vehículo en un lugar intermedio entre un SUV y un SUV Coupé. Un elemento llamativo del frontal es la extensa superficie Black Panel que envuelve los faros y la parrilla delantera.

El habitáculo de alta calidad del EQC es un anticipo del cánon estético vanguardista de los futuros vehículos eléctricos. El tablero de instrumentos asume la forma de un puesto de conducción centrado en torno al conductor.

Una batería de iones de litio con una capacidad de unos 80 kWh suministra la electricidad que necesita el vehículo. El consumo y la autonomía dependen en gran medida del estilo de conducción, también en los vehículos eléctricos. El EQC asiste a su conductor, poniendo a disposición 5 programas de conducción de diferentes características: «COMFORT», «ECO», «MAX RANGE», «SPORT» y un programa adaptable individualmente. Un componente esencial en los programas de conducción optimizados para el ahorro de energía es el pedal acelerador háptico, que ayuda al conductor a practicar un estilo de conducción económico. El conductor tiene la posibilidad de influir en la potencia de recuperación accionando levas de cambio dispuestas detrás del volante.

El EQC dispone de serie de un cargador de a bordo (OBL) refrigerado por agua con una potencia de 7,4 kW. Por consiguiente, está preparado para el proceso de carga con corriente alterna (AC), tanto en el propio domicilio como en estaciones de carga públicas. Si se utiliza una Mercedes-Benz Wallbox, la carga es hasta tres veces más rápida que conectando el vehículo a una caja de enchufe doméstica. Si se desea superar esta velocidad puede recurrirse a la carga con corriente continua —prevista de serie en el EQC— que harán posible los sistemas CCS (Combined Charging Systems) en Europa y los EE.UU., así como el sistema CHAdeMO en Japón o GB/T en China. En función del SoC, el EQC recarga la batería con una potencia máxima de hasta 110 kW, siempre que lo permita la estación de carga correspondiente. En ese caso, el tiempo de carga es de unos 40 minutos para un incremento del 10 al 80 por ciento del estado de carga (dato provisional).

El EQC está equipado con el avanzado sistema multimedia MBUX, que se ha completado con numerosos contenidos específicos para el EQ como, por ejemplo, la autonomía, el estado de carga y el flujo energético. Con el MBUX pueden manejarse y ajustarse también otras funciones optimizadas para el EQ como la navegación, los programas de conducción, la intensidad de carga y la hora de partida.

El EQC está equipado con la generación más reciente de sistemas de asistencia a la conducción y seguridad de Mercedes-Benz que facilitan la vida a bordo y hacen del modelo uno de los más avanzados tecnológicamente.

La producción en serie del EQC dará comienzo en el año 2019 en la planta Mercedes-Benz de Bremen, Alemania. Pero Bremen no es la única planta que se está preparando para la producción ya que la Joint Venture chino-alemana de producción Beijing Benz Automotive Co. Ltd. (BBAC) está llevando a cabo un proceso similar ante el comienzo de la producción para el mercado local en China.

Te interesará también: