MINI Cooper SE, el primer MINI eléctrico

El nuevo MINI Cooper SE es el primer modelo completamente eléctrico con toda la esencia original de la marca. El primer modelo cien por cien eléctrico de la firma británica es un auténtico MINI hasta la médula. Su concepto está basado en el MINI 3 puertas. Y el diseño, dimensiones, espacio y ambiente interior del nuevo MINI Cooper SE también están basados en los del modelo de combustión.

El nuevo MINI Cooper SE fabrica en el “hogar” de la marca y comparte la línea de producción con los modelos de combustión tradicional en la planta de Oxford (Inglaterra). Su sistema de propulsión eléctrico ha sido desarrollado en los centros tecnológicos de movilidad eléctrica del Grupo BMW en Dingolfing y Landshut (Alemania).

El diseño del nuevo MINI Cooper SE también se caracteriza por una serie de modificaciones selectivas y de discretas diferencias respecto al modelo convencional.

Motor eléctrico de 135 kW/184 CV

El motor eléctrico sincrono del nuevo MINI Cooper SE entrega una potencia de 135 kW/184 CV, con un par máximo de 270 Nm. La transmisión de la potencia a las ruedas delanteras se realiza mediante una transmisión de una etapa con diferencial integrado. Como resultado, acelera de 0 a 100 en 7,3 segundos y su velocidad máxima está limitada a 150 km/h. La batería de iones de litio, colocada en los bajos del vehículo, tiene una capacidad energética bruta de 32,6 kWh, con la que puede lograr hasta 270 km de autonomía.

El nuevo MINI Cooper SE desarrolla su carácter deportivo con una sorprendente espontaneidad y prácticamente en silencio. Por este motivo viene de serie con un sistema acústico de protección para los peatones. Como en los MINI de 3 puertas con motor de combustión, el volumen del maletero es de 211 litros, ampliable a 731 litros con los asientos traseros abatidos. La carrocería del nuevo MINI Cooper SE se posiciona 18 milímetros más alta que en los modelos de combustión tradicional, mientras que el centro de gravedad es 30 milímetros más bajo que el del MINI Cooper S. Con un peso en vacío de 1.365 kilos, el modelo eléctrico solo pesa 145 kilos más que el MINI Cooper S.

Cuenta con cuatro modos de conducción, Sport, MID, GREEN y GREEN+, así como dos niveles de configuración de la recuperación de energía de frenada.

El nuevo MINI Cooper SE viene de serie con un cuadro de instrumentos digital específico con pantalla en color de 5,5 pulgadas con diseño Black Panel, situada detrás del volante. Otra característica especial del interior es la palanca de cambios, específica de este modelo, en la consola central. El nuevo MINI Cooper SE también dispone de freno de mano eléctrico, que se activa y desactiva mediante un conmutador en la consola central.

Se puede conectar para recargar mediante un enchufe convencional, el MINI ELECTRIC Wallbox o una estación pública de recarga. Su toma de carga está diseñada para corriente alterna y corriente continua, usando los conectores Tipo 2 y CCS Combo. Recupera el cien por cien en tres horas y media a 11 kW. La unidad de carga está diseñada para una capacidad máxima de 50 kW, lo que permite recargar un 80 por ciento de la capacidad de la batería en solo 35 minutos.