Maserati presenta su plan para producir coches híbridos y eléctricos

Maserati empezará a producir sus modelos para que adopten sistemas de propulsión eléctrica, híbrida y enchufable. Los mejores coches deportivos de la marca italiana serán también los más sostenibles. Esta nueva política de la empresa automovilística quiere tener en la calle los primeros coches eléctricos e híbridos para el 2021. Todo el desarrollo, producción y fabricación será 100% italiana.

El primero: Maserati Ghibli MHEV

Maserati ya lleva unos meses investigando en sus laboratorios sobre nuevos sistemas de propulsión “full electric”. Pero la noticia es que la marca del tridente ha dado a conocer los planes de producción de la gama electrificada. El primero modelo en desarrollo y el que saldrá a la carretera será el híbrido enchufable Maserati Ghibli MHEV. De hecho, está previsto que, sí la pandemia lo permite, sea presentado en el Salón del Automóvil de Pekín.

Este super deportivo será 100% de Módena, la central productora de Maserati. En esta fábrica es donde se han producido automóviles extraordinarios durante más de 80 años, vendiendo en más de 70 mercados. La nueva visión de Maserati es de transformar Mirafiori como centro mundial dedicado a la electrificación y la movilidad del futuro.

Luego, Maserati GranTurismo y GranCabrio

Pero el Ghibli MHEV solo es la punta de la lanza. Durante el 2021 se iniciará la producción de los nuevos Maserati GranTurismo y GranCabrio. Serán los primeros automóviles de la marca en adoptar soluciones 100% eléctricas. La inversión realizada para estos dos nuevos deportivos eléctricos será de 800 millones de euros.

Así pues, Módena será el centro de producción principal de Maserati. Pero también es donde se establece el Innovation Lab, para la investigación, desarrollo y diseño de toda la tecnología aplicada a los nuevos modelos de berlinas híbridas y eléctricas. En este laboratorio la prioridad es desarrollar aquellas soluciones de hardware y software más enfocadas al mundo de la simulación virtual. Los procesos digitales que respaldan el desarrollo de productos se concretan en tres grandes áreas: el simulador estático, el nuevo simulador dinámico de última generación con tecnología DiM (Driver-in-Motion) y los laboratorios de desarrollo “User eXperience”.

Todos estos cambios se están implementando ya y concluirán en el 2021 cuando salgan los primeros modelos de preproducción. Con todo, la inversión total que la escudería plantea realizar para electrificar sus modelos es de 1.600 millones de dólares.