MAN presenta su nuevo camión eléctrico en Madrid

MAN ha presentado en Madrid el que será su primer camión eléctrico para el transporte de mercancía de última milla. Con  26 toneladas de peso y una batería de 185 kWh, promete recorrer 180 kilómetros. Ahora que las restricciones de tráfico en las grandes ciudades afectan a los transportistas, esta opción cero emisiones presentada por el fabricante alemán de camiones y autobuses puede ayudar a rebajar la contaminación que proviene de este tipo de transporte.

 

MAN ha probado el vehículo en diciembre por Madrid

Este proyecto lleva en la calle desde finales de 2018. Momento en el que MAN puso a disposición de varios clientes estos vehículos eléctricos para estudiar su comportamiento en situaciones normales de uso. Concretamente, dos conocidas cadenas de supermercados han hecho su reparto habitual con ellos durante el pasado mes de diciembre en la capital española. Los resultados según el director comercial de MAN Iberia, Jaime Baquedano, “han sido muy positivos”.

 

Todos los auxiliares del vehículo son eléctricos “tanto el equipo frigorífico, como la trampilla elevadora o el compresor de aire”, afirma Baquedano. Unas condiciones de funcionamiento que hacen que sus 180 kilómetros de autonomía sean reales.

La capacidad de la batería es de 185 kWh y según Jaime Baquedano, “estamos en el entorno de 1 kWh por kilómetro que es algo relativamente normal con  la tecnología actual”. En este sentido, la versatilidad en las opciones de carga que posee este vehículo eléctrico pesado lo hace ideal para el transporte de bienes perecederos o incluso la recogida nocturna de basuras, gracias al silencio que le proporciona el motor eléctrico.

 

Estrategia de electrificación de MAN

Éste no es el único vehículo eléctrico del que dispone la marca alemana. Además de este camión eléctrico pesado, MAN también se encuentra trabajando en el segmento de vehículos urbanos como las furgonetas o los autobuses. De hecho, ya el año que viene tendremos en los concesionarios los vehículos más pequeños. Sin embargo, habrá que esperar a la década de 2020 para que estos vehículos entren en producción. De esta manera se abre la veda a que el transporte de mercancías sea también cero emisiones.