Los beneficios llegan a Tesla

Tras varios años de pérdidas, Tesla ha presentado su primer resultado trimestral en positivo. El fabricante de vehículos eléctricos ha comunicado unos beneficios de 311,5 millones de dólares (270 millones de euros aprox.) durante el tercer trimestres de 2018, lo que contrasta con los más de 600 millones de dólares que perdía en el mismo periodo del año anterior.

A pesar de todas las polémicas que han rodeado a la marca y a su consejero delegado, Elon Musk, Tesla ha seguido aumentado su producción hasta lograr estos resultados que se podrían considerar como históricos. Este momento se debe como es lógico al aumento de los ingresos, los cuales ascienden hasta 6.824 millones de dólares, un 128,6% más que hace justo un año. El mayor “culpable” de este crecimiento es el elevado ritmo de producción que se ha logrado con el esperado Model 3, el cual es ahora el coche más vendido en Estados Unidos en ingresos y el quinto en volumen. Durante este último trimestre se han producido nada menos que 56.065 unidades del Model 3, y, sumando el resto de modelos de la firma Californiana, se ha cerrado la cifra total en 83.500 vehículos.

Ante estas cifras positivas, Musk ha mostrado agradecimiento en su cuenta oficial de Twitter, dando las gracias a los clientes y seguidores que siempre han creído en Tesla. Además, parece que las profecías de Musk se van cumpliendo. El siguiente paso será lograr cerrar el año también en beneficios, pero eso no se espera hasta el ejercicio de 2019.

Todo este positivismo también se ha trasladado en Wall Street, donde las acciones de la compañía han crecido un 11,37% después de haber presentado los resultados de este último trimestre.