Las seis razones para conducir un coche eléctrico según SEAT

La movilidad eléctrica en las grandes ciudades europeas es una realidad. Aunque la implantación de los coches eléctricos o las motos eléctricas no es tan rápida como se debería, cada vez hay más gente que entiende que conducir un vehículo eléctrico es la mejor opción para el Medio Ambiente. Aunque no es el único motivo que los usuarios esgrimen para pasarse al coche eléctrico. Por eso, SEAT ha publicado las seis razones por las que hay que conducir un eléctrico.

Carlos de Luís, responsable de movilidad eléctrica en Relaciones Institucionales del Grupo Volkswagen, incide en que, aparte de ser una opción más sostenible, “ponerse al volante de un eléctrico en las grandes ciudades supone un gran ahorro de tiempo y de dinero”. Por eso SEAT, con el SEAT Mii electric como buque insignia, ha querido demostrar que los usuarios de estos coches eléctricos tienen hasta seis ventajas a la hora de conducir respecto a los que conducen un vehículo de combustible. Las repasamos.

Adiós a los atascos con un coche eléctrico

Las grandes urbes europeas están llenas de coches y no hay ni una que no se salve de grandes retenciones que hace del ir al trabajo una experiencia exasperante. Pero muchas de estas ciudades han habilitado carriles especialmente reservados para vehículos eléctricos. Puede ser el carril bus o un carril VAO, que, como el de Madrid, permita circular tanto aquellos coches de más de dos ocupantes como los vehículos eléctricos (aunque solo vaya un ocupante). “Viviendo en las afueras, gracias a esta medida, te ahorras unos 30 minutos al día al ir y volver del trabajo. Para muchos usuarios es la razón fundamental por la que han optado por un eléctrico”, explica de Luis.

Fácil de estacionar

Un coche eléctrico tiene más facilidades para encontrar aparcamiento. Y es que cada vez hay más municipios que ofrecen plazas reservadas con descuentos o gratuitas para vehículos eléctricos. En Madrid se puede aparcar en zona azul o verde con un coche eléctrico y no tener que pagar ni un solo euro.

Un coche eléctrico puede acceder al centro de las ciudades

La cruzada de las principales capitales europeas contra el cambio climático ha propiciado la regulación de acceso de coches de combustible a las zonas más céntricas a través de las denominadas Zonas de Bajas Emisiones. Pero otra vez, los vehículos eléctricos, como la gama de eléctricos de SEAT, tienen vía libre en poder circular por las calles del centro pues no emiten ni CO2 ni partículas contaminantes.

Cada vez hay más puntos de recarga

Si bien ha costado lo suyo, las distintas administraciones europeas se esfuerzan en aumentar los puntos de recarga para que los usuarios de coche eléctrico puedan recargar sus vehículos y poder hacer trayectos más largos. Pero no solo son las administraciones quienes se están poniendo las pilas. Empresas, comercios, hoteles, etc. también están implantando sus estaciones de servicio eléctrico para ayudar a sus clientes más sostenibles. “Así, por ejemplo, mientras compro, puedo cargar gratis lo que he gastado para ir hasta allí”, añade el responsable de Volkswagen.

La movilidad eléctrica llega cada vez más lejos

La clave para una buena implantación de este modelo de movilidad está en la autonomía de los vehículos. Y cada vez se desarrollan más coches con mayor capacidad de carga y que por tanto pueden hacer recorridos más largos sin tener que repostar. El mismo SEAT Mii electric tiene una autonomía de 350 km en conducción urbana. Además, el gasto en consumo es mucho menor y no necesita tanto mantenimiento como un coche de combustible. “A priori la compra de un eléctrico es más cara, pero si calculas todos los gastos durante la vida del vehículo, sale a cuenta”, mantiene de Luís.

Bonificaciones y ayudas para comprar un coche eléctrico

Aunque un coche eléctrico, hoy por hoy, tiene un precio de venta más caro que un coche de combustible, los distintos gobiernos europeos, en mayor o menor medida, ofrecen ayudas directas para la adquisición de estos vehículos y que pueden llegar hasta los 5.000 euros. Además, también incentivan la compra con algunas exenciones en impuestos. En España, te dan un 75% en el impuesto de circulación en numerosos municipios.