La nueva apuesta eléctrica e híbrida de Renault

Renault ha anunciado sus dos próximas etapas de la electrificación de la gama Renault prevista en el plan estratégico “Drive the Future”: un nuevo vehículo eléctrico asequible, con una primera comercialización en China en 2019, además de versiones híbridas e híbridas recargables en 2020 en tres de sus vehículos más populares: Clio, Captur y Mégane.

La marca francesa ha desvelado el Renault K-ZE, un nuevo vehículo eléctrico del segmento A, inspirado en el estilo SUV y dotado de una autonomía de 250 km NEDC. Además de su diseño, el Renault K-ZE es fácil de recargar gracias a un doble sistema de carga compatible con las tomas domésticas y las infraestructuras públicas. Una serie de equipamientos, como los captadores de estacionamiento trasero, una cámara de marcha atrás y una pantalla central con navegación y servicios conectados, se suman a la experiencia de conducción de un vehículo eléctrico.

China es a la vez el primer mercado mundial de vehículos eléctricos y el que experimenta el crecimiento más rápido. Por esta razón, diseñado para un despliegue a escala internacional, el Renault K-ZE se comercializará en un primer momento en China. Su fabricación será local y estará a cargo de e-GT New Energy Automotive Co, la joint-venture creada con Dongfeng Motor Group y Nissan para desarrollar y producir vehículos eléctricos competitivos para el mercado chino.

Renault ha confirmado asimismo una etapa complementaria en la electrificación de su gama. En 2020, las versiones híbridas de Clio e híbridas recargables de Mégane y Captur ofrecerán la posibilidad a los clientes de descubrir la electromovilidad en modelos conocidos.

Te interesará también: