Koenigsegg y NEVS fabricarán coches eléctricos

NEVS y Koenigsegg  han creado una asociación estratégica que permite el desarrollo de modelos de vehículos paralelos en volúmenes un poco más altos con énfasis en la electrificación, así como el fortalecimiento de las oportunidades de crecimiento.

NEVS ha realizado una inyección de capital de 150 millones de euros, con lo que se lleva una participación minoritaria del 20 por ciento en la empresa matriz de Koenigsegg. Además, las partes han creado una empresa conjunta para expandirse a nuevos segmentos de mercado.

Koenigsegg ya tiene una posición de mercado única y distinguida para los hypercar, y a través de la empresa conjunta adicional, NEVS y Koenigsegg se están asociando para desarrollar un producto para segmentos nuevos y sin explotar, aprovechando las fortalezas de ambas compañías.

A través de las instalaciones de producción de NEVS en Trollhättan (Suecia), Koenigsegg tendrá acceso a capacidades adicionales y se beneficiará del amplio conocimiento, al tiempo que mantendrá su centro de excelencia en Ängelholm (Suecia). Junto con la capacidad de producción de NEVS en Trollhättan y China, el fabricante cuenta también con una amplia plataforma de distribución.

Veremos como evoluciona esta sinergia entre ambas empresas, pero lo que queda claro es que Koenigsegg mira sin temor al futuro completamente eléctrico.