Electrificando un Seat 600

150 horas de trabajo, 10 piezas nuevas y 12 estudiantes. Esto es lo que ha necesitado el colegio San Patricio de Madrid para convertir un SEAT 600 de gasolina en eléctrico.

Este año la asignatura de Tecnología Industrial ha sido diferente. Y es que para motivar a los 12 estudiantes de su asignatura, el profesor del colegio San Patricio, Manuel Amor, les propuso un reto.  Transformar en eléctrico un coche histórico.

Para ello, necesitaban un vehículo pequeño y ligero. El SEAT 600 era el mejor candidato. Combinar un modelo histórico con alumnos de la Generación Z, ha supuesto una revolución en el interior del vehículo. Esta versión cuenta con pantalla táctil y control de luces automático. Los alumnos han tenido una enseñanza eminentemente práctica en este caso. Han ido aprendiendo a medida que avanzaba el proyecto. Para ello, han conseguido crear todas las piezas de acople del motor desde cero para poder construir el nuevo propulsor eléctrico.

Los estudiantes del San Patricio y su profesor, afrontaron todo tipo de retos en la transformación del SEAT 600. Algunos de ellos bajo mucha presión, como es habitual en este tipo de proyectos.

Electrificar un vehículo clásico

Desde su lanzamiento en 1957, el SEAT 600 ha sido uno de los coches más emblemáticos y queridos en España. Para muchos, un símbolo de libertad. A los chicos de 18 años, que muchos desconocían la historia del coche, “les llamaba la atención que una familia pudiera viajar allí dentro”. El resto del colegio también ha seguido el proyecto de cerca. También querían saber si realmente el vehículo iba a funcionar. “Los más sorprendidos han sido los abuelos, que han visto un coche de su época revivido con la última tecnología”, han declarado fuentes del colegio.

Y tú, ¿qué coche transformarías en eléctrico?