Audi apuesta por lo eléctrico en Shanghái

Audi estará presente en el Salón del Automóvil de Shanghái con dos estrenos mundiales y una serie de novedades para el mercado local. La marca de los cuatro aros presenta el prototipo Audi AI:ME concept, así como las versiones de producción en serie de dos nuevos modelos eléctricos: el Audi e-tron y el Q2 L e-tron. El SUV compacto, que también supone una primicia mundial en Shanghái, está diseñado especialmente para el mercado chino. Se fabrica en la factoría de Foshan, y empezará a entregarse a los clientes en verano de este mismo año.

La carrocería del Audi Q2 L e-tron es 33 milímetros más larga que la del Audi Q2. El SUV está propulsado por un motor eléctrico situado en el eje delantero, que rinde una potencia de 100 kW y un par máximo de 290 Nm. Con una batería de 38 kWh de capacidad, ofrece una autonomía de hasta 265 km.

Otro punto a destacar de la presencia de Audi en Shanghái, y como comentábamos al inicio, es el estreno mundial de un concepto visionario para la movilidad urbana del mañana, el Audi AI:ME. El concept car, que muestra las ideas de los diseñadores de Audi sobre cómo podría ser un automóvil compacto del futuro, ofrece un habitáculo espacioso y futurista, y está preparado para la conducción autónoma de nivel 4, lo que permite a sus ocupantes libertad para aprovechar su tiempo a bordo. El Audi AI:ME ofrece una amplia gama de soluciones de alta tecnología para la comunicación, el entretenimiento a bordo del vehículo o, simplemente, la relajación.