Audi apuesta por la electromovilidad

Audi electrifica su gama de modelos de forma consistente y se convierte en un fabricante de vehículos eléctricos con un amplio catálogo. Con este fin, la empresa utiliza cuatro plataformas para poder ofrecer coches eléctricos en cada segmento del mercado. La gama de vehículos híbridos enchufables también se amplía, con una importante iniciativa de producto que llegará al mercado durante el último trimestre de 2019.

Audi está haciendo uso de las sinergias dentro del Grupo Volkswagen para poner en marcha la producción de coches eléctricos en base a cuatro plataformas modulares: MLB evo, J1, MEB y PPE. Además, Audi continúa expandiendo su gama de modelos híbridos enchufables (PHEV). Durante el último trimestre de 2019, Audi lanzará cuatro nuevas versiones híbridas enchufables para los A7 Sportback, A8, Q5 y Q7. Otros nuevos modelos ampliarán la gama de PHEV en 2020.

Con el objetivo de promover la movilidad sostenible y otros campos de innovación, Audi invertirá alrededor de 14.000 millones de euros en movilidad eléctrica hasta finales de 2023. Además del desarrollo y producción de los nuevos modelos eléctricos, las inversiones se destinarán también a la cualificación del personal y a las ventas.

La compañía se ha marcado el objetivo de conseguir de forma gradual el balance neutro en emisiones de CO2 para el ciclo de vida completo de sus vehículos. El objetivo es que en el año 2025 la huella de carbono de su flota sea un 30% más baja que el valor de referencia de 2015. Audi pretende alcanzar un balance neutro de emisiones de CO2 en sus factorías en todo el mundo para el año 2050.

Plataforma Premium Eléctrica (PPE): la nueva base para los modelos de lujo

Para sus modelos de alta gama, Audi utiliza una nueva plataforma: la denominada Plataforma Premium Eléctrica (PPE), diseñada y desarrollada desde un principio en colaboración con Porsche.

La plataforma PPE se caracteriza por una arquitectura de alta tecnología y adaptabilidad, que permite construir vehículos tanto de piso bajo como alto. Audi trabaja en el desarrollo de varias series de modelos sobre la plataforma PPE, que cubrirán desde el segmento medio alto, a la categoría de lujo con diferentes tipos de vehículos con carrocería SUV, Sportback, Avant y crossover.

El paquete tecnológico de la plataforma PPE es similar al de la plataforma MEB; además, ofrece grandes posibilidades en términos de potencia y prestaciones. De serie, los vehículos están equipados con un motor eléctrico para el eje trasero, mientras que los modelos de más altagama están equipados con un segundo motor eléctrico para el eje delantero, que les permite activar automáticamente la tracción a las cuatro ruedas cuando es necesario. También será posible ofrecer distintos niveles de potencia y capacidades de batería. Al igual que en el prototipo Audi e-tron GT, el sistema de recarga es de 800 voltios; en combinación con una gestión térmica de alta eficiencia, permite una alta capacidad de carga de 350 kW.

Las dimensiones exteriores y los voladizos de los modelos Audi de carrocería con piso bajo con la plataforma PPE serán ligeramente más cortos que los de los modelos de motor de combustión actuales con plataforma MLB, pero ofrecerán una mayor longitud interior.