Aston Martin Rapide E, exclusividad británica

Aston Martin ha desvelado la versión final de su primer coche totalmente eléctrico. El espectacular Rapide E hace su debut mundial en el Salón del Automóvil de Shanghái 2019. Un espectacular vehículo que está ya preparado para entrar en producción.

El Rapide E representa un primer paso hacia la estrategia de electrificación más amplia de la compañía. Por otro lado, la exitosa fructificación de Lagonda, la marca de lujo cero emisiones. El Rapide E tendrá una producción limitada de 155 unidades y se ha desarrollado en colaboración con Williams Advanced Engineering (WAE).

Objetivo: mejorar la eficiencia

Debido a los menores requisitos de enfriamiento del tren motriz, los ingenieros aerodinámicos de Aston Martin han tenido la libertad de optimizar la apertura del área frontal. Así han minimizado el flujo de aire a través de la carrocería del automóvil. Una manera ideal de mejorar la eficiencia aerodinámica del automóvil y aumentar el rango de autonomía.

Un subsuelo de nuevo diseño simplifica el flujo de aire desde la parte delantera hasta el difusor trasero. Una función que ahora está totalmente dedicada a la eficiencia aerodinámica gracias a la eliminación del sistema de escape.

Las ruedas aerodinámicas son de aluminio forjado, calzadas con neumáticos Pirelli P-Zero de baja resistencia a la rodadura a medida. Se han rediseñado para brindar una mayor eficiencia, sin comprometer la capacidad de enfriamiento de los frenos. La suma de estos cambios le da al paquete aerodinámico de Rapide E una mejora del 8% sobre el modelo de combustión.

El Rapide E está equipado con una pantalla digital de 10″ que entrega toda la información clave al conductor mientras está conduce. Se han desplegado bandas de fibra de carbono a lo largo de todo el proceso, ayudando a cumplir los estrictos objetivos de peso establecidos. Además, una aplicación permite que la información clave del automóvil se controle de forma remota.

Equipa una batería de iones de litio de 800 V con una carcasa de fibra de carbono y Kevlar con una capacidad de 65 kWh . Este sistema de batería alimenta dos motores eléctricos montados en la parte trasera cuya potencia es de 610 CV y 950 Nm de par. El rango del Rapide E es de más de 320 kilómetros bajo ciclo WLTP. Este vehículo permitirá una carga rápida de 100 kW o más. La velocidad máxima para Rapide E es de 250 km/h. Su aceleración de 0 a 100 km/h, de tan solo 4 segundos.