Volkswagen quiere asaltar Nürburgring con el ID. R

Después de la espectacular carrera en el famoso Pikes Peak Hill Climb, el ID. R ha puesto su punto de mira en otro récord, concretamente en establecer la vuelta más rápida de coches eléctricos en el mítico circuito de Nürburgring-Nordschleife, quizá el trazado más exigente del mundo.

El ID. R es el embajador deportivo de toda una gama de vehículos eléctricos que Volkswagen planea lanzar a partir de 2020. Cuenta con dos motores eléctricos con una potencia total de 500 kW (680 CV) y un peso de menos de 1.100 kilogramos, incluido el conductor. A diferencia de Pikes Peak, que comienza a una altura de 2.862 metros y termina en 4.302, el Nordschleife serpentea a una altura de entre 320 y 617 metros sobre el nivel del mar.

Romain Dumas estará nuevamente al volante para el intento de récord. Ganó el Pikes Peak International Hill Climb con el ID. R en junio de 2018 y, con un tiempo de 7: 57.148 minutos, se convirtió en el primer piloto en más de 100 años en esta carrera que rebajó la cifra de los ocho minutos. El francés también tiene cuatro victorias en las 24 horas en Nürburgring.

El récord actual para vehículos completamente eléctricos en el Infierno Verde se mantiene en 6:45.90 minutos, con una velocidad promedio de casi 185 km/h, y se estableció en 2017 por el británico Peter Dumbreck a bordo del NIO EP9.

Salvo sorpresa de última hora, el intento de récord está previsto para el verano de este mismo año y dadas las altas expectativas creadas en el Pikes Peak, será un intento del que todo el mundo estará pendiente.