Daimler empieza a fabricar una nueva fábrica de baterías

El Salón de París de este año se definió como el punto de inflexión para los coches eléctricos, por lo menos en Europa. Allí las grandes marcas optaron por presentar sus conceptos de futuro sobre la movilidad eléctrica, los cuales se convertirán en realidad a partir de 2018. Uno de esos fabricantes era Daimler – llegaron al Salón con el Generation EQ – quien ahora parece que sus intenciones van en serio.

La estrategia de futuro del grupo automovilístico alemán pasa claramente por la electrificación y, en ese camino, parece que va a ir gran parte del presupuesto anual. Es por eso que se han aventurado en invertir en una segunda fábrica de baterías en Alemania controlada por su filial Accumotive.

mercedes-generation-eq

Hasta ahora empresas como Daimler eran reacias a los vehículos eléctricos, principalmente por economía de costes, pero durante este año parece que se han girado las tornas con inversiones y planes de futuro en los cuales ya casi solo contemplan el recurso de la movilidad alternativa. Es por eso que el fabricante ha invertido nada menos que 500 millones de euros en la construcción de esta fábrica ya que prevén sacar unos seis modelos sostenibles entre 2018 y 2024.

Pero la cosa no quedará aquí, ya que el círculo se cerrará con 500 millones más cuando la producción de dichos modelos se ponga en marcha, algo que empezaría en 2018. Además, esta fábrica no produciría emisiones de dióxido de carbono gracias a una unidad de cogeneración y a un sistema fotovoltaico instalado en el techo.

Obviamente esto va algo tarde comparado con la gran Tesla, pero lo cierto es que la intención es ya firme y que la movilidad eléctrica es y será un paso esencial para el futuro del automóvil de las marcas europeas, las cuales, hasta ahora, se habían definido como las más reacias a este tema.

Te interesará también: