Coches eléctricos baratos: ¿existen? ¡Pues sí!

¿Existen coches eléctricos baratos? Esta es sin duda una de las preguntas más frecuentes de los consumidores. Porque si algún inconveniente nos encontramos a la hora de elegir un coche eléctrico, es sin duda el precio.

Pues bien, algunas predicciones hablan de la llegada, en 2020, del ORA R1, un coche eléctrico que cuesta menos de 8.000 euros.

coches eléctricos baratos

Estos vehículos eléctricos de bajo coste los está fabricando la compañía china Great Wall Motors, quién se ha centrado especialmente desde finales de 2018 en la construcción de dos modelos eléctricos de bajo precio: el SUV ORA iQ, y el pequeño ORA R1, el cual te presentamos a continuación, y quién puede entrar como una bomba en el mercado europeo en pocos meses.

Ambos vehículos ya se comercializan el China, y en el caso del ORA R1, la mayor apuesta de la compañía, lo hace por un precio medio de 65.000 yuanes, unos 8.000 euros al cambio.

Coches eléctricos baratos, al fin

Los coches eléctricos baratos son la noticia más esperada por los consumidores. Vehículos similares al ORA R1, como puedan ser el Peugeot iOn, el Citroën C-Zero o el Smart ForTwo EQ, no bajan de los 20.000 euros, y la llegada de un coche eléctrico a precio de motocicleta eléctrica, garantizaría una buena acogida al mercado de manera casi segura.

Prestaciones del ORA R1

Los coches eléctricos baratos no incorporan excesivos lujos, esto es algo que no va a sorprender a nadie. Pero esto no significa que estemos delante de un mal coche. Son simplemente vehículos más sencillos.

Al fin y al cabo, la llegada de los teléfonos chinos también se veía con recelo, y a día de hoy, se han convertido en auténticos súper-ventas.

coches eléctricos baratos

Nos encontramos por lo tanto ante un modelo básico, especialmente en sus modelos más económicos (7.963 euros al cambio).

Así es capaz de darnos una autonomía de unos 240 kilómetros de media gracias a su batería de carga rápida.

La potencia del motor, en este caso, nos permite poner a nuestro ORA R1 a unos escasos 102 kilómetros por hora, por lo que lo hacen casi por inercia en un coche eléctrico puramente urbano.

Los vehículos incorporan un sistema táctil central para ahorrar en componentes, y cumplen, evidentemente, con todas las medidas de seguridad necesarias (claro está, hablamos por las impuestas por las autoridades asiáticas, habrá que ver las adaptaciones para Europa).

Su llegada a nuestro continente parece cada vez más cerca.