¿Qué autonomía real tiene un coche eléctrico?

Lógicamente, el modo de conducción influye mucho en cuanta autonomía tenemos en un coche. Más aún si hablamos de un coche eléctrico. Una conducción eficiente, adecuada en velodidad y tipo de vía, puede significar la diferencia de varias decenas de kilómetros, más, o menos.

La revista Coches.net  en colaboración con un jurado europeo de periodistas especializados, AUTOBEST, ha querido poner a prueba 10 modelos de vehículos eléctricos disponibles actualmente en el mercado europeo con un mínimo de 200km de autonomía homologada.

El objetivo era, según Joan Dalmau, director editorial de portales de Motor de Schibsted Spain,  “comprobar la autonomía real de estos modelos, ver cuán lejos estaba la autonomía real de la anunciada por el fabricante y responder a la pregunta que se hacen los posibles usuarios de un coche eléctrico; si me decido a dar el paso ¿qué puedo esperar de mi coche en términos de autonomía real?”

Se han probado modelos como el Hyundai Ioniq, el BMW i3, el Kia Soul, el Volkswagen e-Golf o el Opel Ampera-e. Todos ellos igualaron o superaron su autonomía homologada, mientras que otros como el Renault Zoe o los Tesla Model S y Model X se quedaron muy cerca de ese objetivo.

El Nissan Leaf (80% de la autonomía anunciada) y el Jaguar i-Pace (65%) fueron los que más lejos quedaron de las cifras homologadas.

Recorrido mixto: carretera y circulación urbana

Los vehículos realizaron un recorrido mixto común de 180 km que alternaba tramos de autopista con otros de carretera y circulación urbana. Además, aquellos coches con una autonomía superior, cubrieron un kilometraje más elevado en un recorrido extra de características similares.

Todos los vehículos llevaban puesto el aire acondicionado y circularon en modo normal, es decir, sin el modo eco ni tampoco el modo sport activado. Para realizar las mediciones todos los vehículos fueron equipados con un ordenador Blunik para calcular la distancia. Este aparato de medición posee una gran precisión y se utiliza en los rallies de regularidad para el cálculo de velocidades medias y distancias.

Como curiosidad los coches estuvieron circulando hasta que acabaron la bateria. Es decir, hasta que literalmente se pararon en la calzada, agotando así los 40 km de autonomía de reserva que suelen tener.

La prueba, que se realizó dos veces, mostró una diferencia en los resultados de apenas un 10% y contó con la presencia y certificación de dos inspectores de Bureau Veritas, empresa de especializada en este tipo de mediciones. Éstos actuaron como observadores de cara a certificar los resultados de futuras ediciones de este test europeo de autonomía real.

Aquí os dejamos una tabla con los resultados de los test.

*autonomía WLTP estimada al no contar todavía con homologación bajo dicho protocolo
*1NEDC, protocolo de medición de consumo y autonomía vigente hasta 1 de septiembre de 2018
*2WLTP, protocolo de medición de consumo y autonomía vigente a partir del 1 de septiembre de 2018
*3 %WLTP porcentaje de la autonomía media obtenida respecto a la cifra homologada bajo el protocolo WLTP

La conclusiones de la prueba de autonomía fueron muy satisfactorias

Según Dalmau los resultados han sido sorprendentes “sobre todo de los coches más modestos y con menos autonomía, ya que la mayoría de ellos han confirmado la homologación bajo norma WLTP”.

Una de las conclusiones principales de este test ha sido que los modelos de la marca Tesla (Model S y Model X) son los coches eléctricos actuales con más autonomía real del mercado con más de 400 km en ambos casos. La prueba se realizó con la versión 100 de ambos modelos que cuentan con una batería de 100 kw/h de capacidad. Ambos existen además con una batería de 75 kw/h (versión 75). Por otro lado, varios de los coches probados alcanzaron la autonomía homologada bajo la normativa WLTP que entrará en vigor el día 1 de septiembre. Incluso hubo algunos que la superaron como el BMW i3, el Hyundai Ioniq, el Kia Soul y el Volkswagen e-Golf. El Opel Ampera-e la igualó y el Renault Zoe se quedó cerca de alcanzarla.

Con el Jaguar y  Nissan la cosa cambia. El Jaguar i-Pace (65%) y el Nissan Leaf (80%) fueron los dos modelos que más lejos quedaron de la autonomía homologada bajo el ciclo WLTP.

El Jaguar fue el que más decepcionó aunque en su defensa hay que decir que era el único modelo, no de estricta serie de la prueba, es decir, que la unidad probada era una versión de pre-serie utilizada en la presentación europea del modelo. De manera que, posiblemente, el software de la unidad probada priorizaba el rendimiento sobre la autonomía.

Así, no sería descartable que la marca modificara ese software de cara a la especificación final del vehículo y que, en consecuencia, su autonomía pueda incrementarse.

El Hyundai Ioniq y el Volkswagen e-Golf son los modelos que menos consumen entre los eléctricos actuales de más de 200 Km de autonomía homologada. Ambos superaron por muy poco los 12 kw/h.

Respecto a la prueba realizada hace cuatro años en Coches.net, los modelos ya existentes entonces (BMW i3, Kia Soul, Renault Zoe y Volkswagen e-Golf) han mejorado notablemente su rendimiento en el apartado de la autonomía gracias al uso de baterías de mayor capacidad.

Las condiciones ambientales, el modo de conducción, la carga del vehículo y el tráfico en la vía, que determina la velocidad media, son factores que intervienen de modo decisivo en el cálculo de la autonomía de los modelos eléctricos.

Así, se entiende que es posible superar los registros obtenidos realizando una conducción económica, con el climatizador apagado y en condiciones de tráfico ideales, pero en esta prueba se trató de reproducir con la mayor fidelidad las condiciones reales de uso de un usuario tipo en el entorno periurbano de una gran aglomeración urbana.

Ahora, dice Dalmau, “sólo falta que baje el precio de venta y que reciban un impulso gubernamental en forma de fiscalidad positiva”.

Pronto las posibles prohibiciones para circular en las grandes ciudades van a hacer del vehículo eléctrico algo más que una opción disponible, sino casi obligatoria para poder acceder. Los vehículos eléctricos van a suponer una gran ventaja por su bajo coste por kilómetro, su respeto al medio ambiente y, ahora también, por una autonomía que empieza a ser razonable.

Te interesará también: