Aston Martin tendrá su modelo eléctrico, el RapidE

En el pasado Salón de Ginebra Bentley nos sorprendió a todos con un prototipo eléctrico bastante realista y acorde con los modelos actuales de la marca británica y ahora parece que Aston Martin quiere hacer lo mismo. Las grandes marcas ya no esconden su intención eléctrica y, aprovechando el cese de producción del Rapide, el fabricante ha asegurado que su sucesor será la misma berlina pero completamente eléctrica.

Así es, el CEO de la marca, Andy Plamer, ha asegurado que el actual Aston Martin Rapide abandonará su V2 de combustión por un motor eléctrico y la denominación RapidE. Sin duda la idea del fabricante es competir en lo más alto de la tabla de las berlinas eléctricas de lujo, un segmento que parece estar empezando a tomar cierta forma.

aston-martin-rapide-electric

La idea es que el modelo sea una realidad en 2018, aunque por poco tiempo, ya que parece que solo será un intermedio entre la combustión y el futuro SUV eléctrico que llegará más allá del 2020 y que partirá del prototipo DBX presentado en 2015.

Según el CEO, la idea es que el RapidE tenga una autonomía superior a los 500 kilómetros en ciclo NEDC para que así sea competitivo en el mercado. De este modo, el modelo será un claro golpe encima de la mesa por parte del fabricante británico y un ejemplo más de que algo está cambiando en los planes de todas las marcas, independientemente del enfoque clásico de sus modelos.

Fuente: Motoring

Te interesará también: