Cinco días al volante del Mitsubishi Outlander PHEV

Hoy nos complace presentar la primera prueba que hemos realizado de un híbrido enchufable SUV 4×4. Gracias a los amigos de MMCE Mitsubishi Sant Quirze, tuvimos la oportunidad de conducir durante unos días un espectacular Mitsubishi Outlander PHEV Kaiteki.

Mitsubishi combina en este híbrido enchufable la tecnología de vehículo eléctrico del modelo 100% eléctrico i-MiEV, el sofisticado sistema de tracción a las cuatros ruedas del famoso Lancer Evolution y la experiencia en los vehículos todoterreno durante años del Montero.

DSC00203

El Mitsubishi Outlander PHEV (siglas de vehículo eléctrico híbrido enchufable en ingles) consta de un sistema híbrido, en el que la parte eléctrica cuenta con un motor eléctrico para el eje delantero 60kW (82 CV) 137Nm, otro para el trasero 60kW (82 CV) 195 Nm, un alternador acoplado al motor de gasolina y dos tomas de alimentación ( carga rápida y carga normal en enchufe doméstico). Junto a este sistema eléctrico encontramos un motor de gasolina de 2000 c.c. 89kW (121 CV) y 4500 rpm, que funciona como grupo electrógeno acoplado al alternador.

La suma de los 3 motores proporciona al coche 209 kW (285 CV) de potencia que le permiten alcanzar fácilmente los 170 km/h y ponerse de 0 a 100 km/h en apenas 11 segundos. Equipado con una batería de ión de litio (12 kw) situada bajo el suelo del habitáculo, nos permite realizar entre 50 kilómetros en modo totalmente eléctrico, siempre que no superemos los 120 km/h o solicitemos una potencia muy elevada para los motores eléctricos, en cuyo caso el motor de combustión entra en acción, en paralelo con los 2 motores eléctricos, impulsando el vehículo y asistiendo a los motores.

modos_outlander

El Outlander PHEV prioriza la conducción eléctrica, de modo que el motor de gasolina entra en funcionamiento lo menos posible para reducir al máximo las emisiones CO2. Una vez se agota la batería que alimenta los motores eléctricos, el motor de combustión se activa para alimentar la batería para que el coche siga propulsándose directamente con los motores eléctricos. Esta combinación de motores y los diferentes sistemas de regeneración, nos permite obtener un consumo medio combinado de 1,9 litros a los primeros 100 km. Cuando la batería se encuentra descargada el consumo a los 100 km sube en función del entorno y condiciones de nuestro trayecto.

outlander_PHEV

El PHEV ofrece distintas formas para recargar los 12 kW de la batería:

  • Carga rápida: Equipado con una toma CHAdeMO se puede recargar la batería de en tan solo 30 minutos. Lo usamos un par de veces en los cargadores trio de Barcelona y funcionó perfectamente.
  • Carga lenta: A parte de la toma CHadeMo el Outlander va equipado con una toma SAE J1772 que nos permite la recarga completa en 5 horas aprox. El PHEV lleva un adaptador de 5 metros para poder conectar el coche a un enchufe Shucko normal y corriente de 230V a 10A.
  • Carga mediante motor de gasolina: La función “Modo de carga” permite, mediante un botón situado al lado del cambio, accionar el motor a gasolina cuando el vehículo está detenido o en marcha para una recarga de la batería de forma continua. Es decir, el motor funciona como un generador permitiendo recargar la batería para el uso en modo eléctrico del vehículo cuando se desee. En autopista, como el vehículo necesita más potencia la recarga es muy limitada.
  • Frenada regenerativa: Utiliza el motor como generador eléctrico para cargar la batería cuando el conductor levanta el pie del acelerador y cuando se presiona el freno. El grado de frenada regenerativa se puede regular mediante la palanca selectora en el cambió de marchas o a través de unos levas ubicadas detrás del volante que nos permiten subir y bajar por los 5 modos de recuperación.

A parte de estos modos de recuperación, el Outlander PHEV ofrece la función “Modo de ahorro” de energía. Este modo de conducción permite activar la tracción híbrida en cualquier momento, para ahorrar batería y la energía regenerativa de las frenadas son los que alimentan las batería para que siempre que sea posible el coche se mueva sin quemar combustible. 

A este sistema de ahorro de batería, hay que sumar el modo ECO, accionado con un botón situado debajo la pantalla del navegador, que regula el sistema de climatización para mejorar la eficiencia de combustible.

DSC00097

Test Drive

Al disponer varios días del Outlander, nos ha permitido probar el vehículo durante casi 800 km en diferentes entornos, hacer pruebas de consumo, combinar tipos de conducción… y a falta de nieve y de un circuito de montaña extremo, podemos ofreceros este resumen de su comportamiento en las siguientes situaciones:

Entorno urbano:

A pesar de su tamaño 4655 x 1800 x 1680mm y sus 1800 kg de peso, este SUV se mueve como pez en el agua por las calles de las ciudades y pueblos. El único inconveniente es a la hora de aparcar en aparcamientos públicos, las plazas se quedan algo pequeñas. Lo bueno es que, la mayoría de plazas de recarga púbica de las ciudades son de fácil acceso y más anchas de lo que es habitual.

Los consumos en ciudad son muy buenos si lo comparamos con cualquier coche de combustión de tamaño parecido. Si tienes la batería del coche cargada, el consumo es casi nulo, tan solo cuando se pide una potencia muy alta al vehículo se acciona el motor a combustión. Moverse por la ciudad con un vehículo de este tamaño y prestaciones, sabiendo que no estas echando ni un gramo de C02 a la atmósfera, es una sensación muy reconfortante.

En carretera:

La respuesta y comportamiento en carretera es más parecido a un turismo o una berlina que a un 4×4, el sistema de tracción Twin Motor 4WD permite circular con seguridad y fiabilidad por las carreteras más estrechas a alta velocidad. La aceleración y potencia son excelentes sin que el consumo se dispare. Nuestros consumos se han movido entre los 4,4 5,8 l/100 km en función de la carretera y teniendo en cuenta que llevábamos la batería totalmente descargada desde un principio.

En autopista:

Circulando a una media de 120km/h el consumo se dispara 10l/100km, teniendo en cuenta el peso y volumen del vehículo, siendo un 4×4 tampoco podemos pedirle milagros. Gracias al buen aislamiento, los buenos asientos y a la correcta postura a sus mandos, hace que viajar con un Outlander sea un placer. El interior es muy amplio, y está equipado con climatizador, asientos calefactables, equipo de audio, navegador, techo solar,..los viajes largos se hacen muy confortable y llevaderos. El Control de crucero, nos ofrece una conducción lo mas sostenible posible ya que el ordenador controla la mejor combinación de potencia y gestión de energía.

En pista forestal:

Si las condiciones de la pista son buenas, los baches, piedras,.. son imperceptibles, gracias a la tracción a las 4 ruedas con dos motores eléctricos (Twin Motor 4WD), el sistema S-AWC, suspensión Mc Pherson y el centro de gravedad más bajo que en otros todo-terrenos. Al mismo tiempo estos motores eléctricos proporcionan una aceleración potente, predecible y con el par máximo desde el primer instante que nos permite circular a altas velocidades sin problemas.

Si por el contrario, las pistas o caminos son más duros, el Mitshubishi híbrido no es la mejor opción. En primer lugar por su altura, algo justa para según que terrenos. En segundo lugar por la suspensión, en nuestra opinión algo blanda de serie, aún que se puede regular en el taller.  Y por último, al encontrar un obstáculo que haya que superar lentamente, el alto par de los motores eléctricos en este caso es un inconveniente, ya que no nos permite avanzar lentamente y puede provoca que las ruedas no se adhieran como debería.

Valoración y conclusiones

Puntos Positivos:

  • Poder circular con un 4×4 con zero emisiones.
  • Sistema eficiente de recuperación.
  • La opción de poder cargar la batería en circulación para usar el coche en modo eléctrico en ciudad o donde y cuando queramos.
  • Equipamiento, confort y seguridad,.. entre los que destacan 7 airbags SRS, delanteros, laterales, de cortina y para rodilla del conductor

Puntos Negativos

  • El tamaño en entorno urbano
  • La autonomía 100% eléctrica algo limitada. Siempre queremos más.
  • Perdida de dos plaza, el Outlander de combustión permite 7 ocupantes, mientras que la versión PHEV tan solo permite transportar a 5 pasajeros.

En definitiva, este híbrido enchufable es una opción muy interesante para los apasionados de los vehículos 4×4 que realizan trayectos cortos y no les importa circular con un SUV de este tamaño por la ciudad. Es una combinación perfecta de tecnología y diseño, ofreciendo una máquina muy potente para circular en todo tipo de terrenos. Si encima, puedes recargar a menudo en casa o en el trabajo, la contaminación y el gasto son casi nulos, algo totalmente impensable hace unos años con un vehículo de estas prestaciones y tamaño. Muy cómodo para viajes largos, aún que el consumo ya no sea tan atractivo y algo limitado en terrenos extremos, donde la versión diésel se comporta mejor.

Ver la ficha completa del Mitsubishi Outlander PHEV

Galería de fotos

DSC00473 DSC00471 DSC00470 DSC00469 DSC00468
DSC00467 DSC00466 DSC00465 DSC00462 DSC00455 DSC00327 DSC00325 DSC00227 DSC00196 DSC00098DSC00087 DSC00082 DSC00230

Te interesará también: