10 señales alentadoras para el futuro del VE – (segunda parte)

6. Los costes de producción están bajando

El coste del kWh está bajando, al haberse incrementado la demanda de baterías de iones de litio. Tesla quiere acelerar esta tendencia, con la puesta en marcha de su Gigafactoría, de la mano con Panasonic, y el resto de fabricantes de automóviles también están en ello.

Otros componentes como los motores y la electrónica de potencia, así como otras partes específicas de los vehículos de propulsión eléctrica, aunque siguen siendo caros, también tienden a bajar de precio.

118228_8_9

El término clave es “economía de escala”. Mientras que los híbridos y enchufables son una relativa minoría, el coste de adquisición de estos vehículos sigue siendo un hándicap para ciertos consumidores, que no ven claro el diferencial de ahorro en combustible y mantenimiento. Pero a medida que aumentan las ventas, bajarán los costes de fabricación y ello repercutirá en los precios.

La competitividad entre fabricantes, sacando al mercado nuevos vehículos, también facilitará la bajada de precios como ocurre en otros segmentos. Tal vez algunos modelos estén hinchados de precio, o tal vez sólo busquen amortizar las inversiones de I+D en un plazo más corto, para seguir evolucionando la tecnología. La opción del leasing sigue siendo impensable para algunos, mientras que otros consideran que tiene mucho sentido.

7. La demanda aumenta

Por si no te has dado cuenta, el movimiento verde ha venido para quedarse. Aunque los escépticos mantienen su postura, argumentando principalmente el sobrecoste de la tecnología verde, muchas veces tiene su origen en la falta de un conocimiento completo sobre las alternativas existentes. No tanto porque realmente odien la idea.

Tristemente, muchos agentes comerciales, en representación de importantes firmas automovilísticas, se han resistido a ser todo lo efectivos que podrían ser. Algunos concesionarios no siempre se ven incentivados para demostrar por qué los vehículos enchufables o híbridos pueden ser ventajosos para el cliente. Sin embargo, hoy en día muchas personas podrían beneficiarse de estos vehículos, que todavía no han comprado, pero las ventas irán en aumento a medida que se corra la voz en contra de un paradigma arraigado.

Con las ofertas que vendrán fruto de la nueva generación de vehículos eléctricos, el abanico de opciones seguirá creciendo. En conjunción con otras sinergias que irán entrando al ruedo, muchas personas que siguen esta evolución, terminarán apostando por ello.

Otros siguen esperando, no sin interés, simplemente a que la tecnología gane algo de madurez. Gente que por principio, no compra productos de primera generación.
Los vendedores saben que habrá olas de compradores a las que de repente, se les encenderá la bombilla. No todo el mundo compró una televisión de pantalla plana cuando costaban varios miles de euros, pero a medida que la relación entre precio y características fue mejorando hasta llegar al estatus de producto básico, han alcanzado la cúspide de su curva de aceptación muy rápidamente.

8. Ya no hay marcha atrás

El documental “Who Killed the Electric Car” ilustra la pesadilla del EV1, protagonizada por General Motors, que tras desarrollar un coche eléctrico adelantado a su tiempo y ponerlo en manos de cientos de usuarios, decidió recular en sus planes retirando los vehículos de circulación. Muchos incluso fueron destruidos en Arizona.

Hoy día muchos modelos de coches eléctricos e híbridos conectables han sido comprados y pertenecen a sus propietarios, por lo que ningún fabricante podrá volver a erradicarlos del todo.

P90146327-highRes

Además, el compromiso de crear productos de nueva generación, incluso desde la propia General Motors, como el Chevrolet Volt, es definitivo.

A pesar de que la flota de vehículos electrificados es relativamente pequeña frente a los millones de coches con motor de combustión, los eléctricos están ahora sueltos y no hay manera de volver atrás.

9. Seguridad energética

Dejando a un lado el utópico discurso de cómo el VE contribuye a la independencia energética, sí podemos estar seguros de que nos hace menos dependientes. Aunque todavía queden importantes reservas de crudo que podrían mantener el sistema actual por mucho tiempo, éstas son finitas, y a medida que escaseen aumentará la preocupación.

No importa cómo puede cambiar el modelo energético ni cuándo, seguiremos siendo capaces de transformar cualquier forma de energía en electricidad, por lo que la movilidad eléctrica difícilmente quedará obsoleta en el camino.

Siendo capaces de generar energía limpia en el mismo lugar donde se consume, evitamos no sólo las dificultades de transportarla y las consecuentes pérdidas, sino que evitamos algo mucho más grave, como son los conflictos entre pueblos y regiones, que de manera vergonzosa han costado incalculables sumas de dinero, por no hablar del número de vidas que se han perdido.

10. Tesla Motors

La startup californiana tiene su propio apartado, a pesar de que la conclusión ya estaba clara. Aunque seguirá habiendo opiniones de todo tipo, como que es un juguete para ricos, lo cierto es que todavía hay mucha desinformación y medias verdades al respecto.

No sólo fabrican el mejor coche eléctrico del mercado, valorando todos los factores, sino que el vehículo tiene presencia y argumentos para categorizarse como uno de los mejores coches de todos los tiempos. Pero el empuje de Tesla no termina ahí; han creado una red de recarga rápida que ridiculiza otros intentos de viajar en VE minimizando la frecuencia y duración de las paradas, con una infraestructura que supera todos los estándares existentes hasta el momento.

model-x-garage

La compañía del visionario co-fundador de Paypal, ofrece recargas gratuitas a todos sus clientes, ha liberado todas sus patentes, es transparente a la hora de publicar sus resultados, está invirtiendo en la construcción de una Gigafactoría y ofrece garantía infinita en sus productos. Si todo esto no es suficiente para dejar claras sus intenciones, lo que tal vez es aún más impresionante, es que simplemente exista.

Tesla está forzando a las grandes como GM a que destinen un equipo de profesionales exclusivamente para seguir de cerca sus pasos, mientras que BMW seguida de Audi están empezando a responder ante la compañía que está vendiendo juguetes para ricos, en mayor volumen que Audi, BMW, Mercedes, Porsche y un largo etcétera.

La verdad es que todavía no existe un coche medio, de fabricación masiva y precio asequible, capaz de cambiar las reglas del juego, pero eso no significa que todos los esfuerzos por electrificar el transporte sean en vano, y Tesla quiere demostrarlo.

Por eso mismo, está trabajando en el desarrollo de un tercer modelo con el fin de expandir su actividad, centrada en un nicho concreto, hacia un segmento con mayor cuota de mercado. Suponiendo que lo consigan, obligarán a otros a caminar por la misma senda.

Mucho más se podría decir sobre la provocación que causa en las grandes firmas de automoción, que una todavía pequeña compañía se muestre rotundamente en contra de quemar gasolina. Sería prematuro juzgar la trayectoria de Tesla, aunque para llevar 10 años, por ahora, no lo están haciendo nada mal.

Ver artículo relacionado: 10 señales alentadoras para el futuro del VE – (primera parte)

Fuente: Hybridcars.com

Te interesará también: